26 mayo, 2015
El primer ministro de la India Narendra Modi celebra su primer año de mandato, logró ser considerado homnipresente al usar cientos de miles dólares en equipo que deslumbró a los votantes mediante la proyección de una sorprendente y realista imagen holográfica tridimensional de sí mismo, en las pantallas en los mítines electorales.
El primer ministro de la India Narendra Modi celebra su primer año de mandato, logró ser considerado homnipresente al usar cientos de miles dólares en equipo que deslumbró a los votantes mediante la proyección de una sorprendente y realista imagen holográfica tridimensional de sí mismo, en las pantallas en los mítines electorales.

Nueva Delhi

Amante de las redes sociales y los "selfis", el primer ministro de la India, Narendra Modi, ha lanzado una ofensiva de comunicación con su presencia en mítines, discursos televisados y Twitter y Facebook para convencer a los indios de los logros de su Gobierno en su primer año de mandato.

El hiperactivo y omnipresente político tomó posesión de su cargo hace hoy un año tras lograr la primera mayoría absoluta en casi 30 años en el país asiático y tras una campaña electoral de altos decibelios que incluyó su aparición simultánea en 140 mítines gracias a hologramas en tres dimensiones.

Coincidiendo con su primer aniversario como líder del segundo país más poblado del mundo, con 1.250 millones de habitantes, Narendra Modi ha puesto en marcha de nuevo la maquinaria de "marketing".

Su Partido Bharatiya Janata (BJP) planea llevar a cabo 200 actos para conmemorar este aniversario y vender las bondades del Ejecutivo, que ganó las elecciones con unas altísimas expectativas que no se han alcanzado del todo.

Tras participar ayer en el primero de los mítines en el norte del país, Modi publicó hoy dos cartas dirigidas a sus "compatriotas" y dedicó su web enteramente a "los buenos tiempos" que prometió bajo el eslogan "Año 1. Muchos comienzos".

En una de las misivas, el mandatario, que según las biografías duerme cuatro horas al día, afirmó que es el "primer servidor" del país y dedica "cada momento de cada día y cada elemento de su cuerpo y espíritu" en servir a la India.

Tras ello pasa a enumerar las virtudes de su gestión, como la ausencia de casos de corrupción y el trabajo que realiza para los pobres, quienes son "sus soldados en la guerra contra la pobreza".

El primer ministro indio, Narendra Modi durante la presentación de un canal de televisión para los agricultores en Nueva Delhi, India este 26 de mayo de 2015. Modi, sacó pecho de su gestión sin escándalos de corrupción y a favor de los pobres en los actos con que su partido conmemora su primer año en el Gobierno, mientras la oposición calificó al mandatario de
El primer ministro indio, Narendra Modi durante la presentación de un canal de televisión para los agricultores en Nueva Delhi, India este 26 de mayo de 2015. Modi, sacó pecho de su gestión sin escándalos de corrupción y a favor de los pobres en los actos con que su partido conmemora su primer año en el Gobierno, mientras la oposición calificó al mandatario de "gurú del 'marketing". EFE/Harish Tyagi

El mandatario compartió las dos cartas en Twitter, red social en la que cuenta con 12,5 millones de seguidores, solo por detrás de figuras públicas como el presidente estadounidense, Barack Obama, con 59,6 millones, y el papa Francisco, con casi 20 millones en varias cuentas en diferentes idiomas.

También utilizó Facebook para publicar las misivas, red en la que cuenta con 28 millones de "me gusta", 16 millones más desde que ganó las elecciones, y solo por detrás de Obama, que tiene 43 millones.

Modi, que tiene cuentas en Instagram, Pinterest, Tumblr, Flickr, Youtube y la china Weibo, hace un uso intensivo de las nuevas tecnologías para comunicar sus mensajes y suele subirse al carro de las nuevas tendencias con rapidez, como ejemplifica los numerosos " selfis " que se hace con otros líderes en sus viajes al exterior.

De hecho, suele realizar anuncios en las redes sociales antes que en comunicados o ruedas de prensa, como cuando anunció que Obama iba a visitar la India en Twitter hace unos meses.

El gusto por las nuevas tecnologías y el ansia por comunicar es un cambio radical con su predecesor, el ex primer ministro Manmohan Singh del Partido del Congreso, a quien la prensa india calificaba como el "silencioso" por su poca comunicación.

Rahul Gandhi, vicepresidente del Congreso y cabeza visible de su partido, acaba de abrir la cuenta de su oficina en Twitter, en la que tiene unos 82.000 seguidores.

Ello a pesar de la diferencia de edad entre Modi, de 64 años, y Rahul, de 44.

El Partido del Congreso, que en las elecciones de 2014 logró su peor resultado histórico, ha atacado estos días a Modi afirmando que solo es un " gurú del marketing".

"El desempeño del Gobierno de Modi ha sido cero en el último año. Pero Modi ha glorificado su desempeño con fanfarronearía. Es un buen gurú del marketing que ha perfeccionado el arte de vender productos " , dijo hace dos días el secretario general del Partido del Congreso, Digvijaya Singh.

Modi ignoró las críticas de la oposición a sus habilidades publicitarias y se limitó a dar las gracias en Twitter por las felicitaciones que recibió en la red social por su primer año de Gobierno.

"No he sido capaz de responder a todo el mundo, pero acepto vuestros buenos deseos con humildad y continuaré trabajando para satisfacer vuestras aspiraciones", tuiteó hoy el mandatario.

Etiquetado como: