13 mayo, 2016
Susannah Mushatt Jones comiendo su desayuno en una foto de archivo del 2015.
Susannah Mushatt Jones comiendo su desayuno en una foto de archivo del 2015.

Nueva York

La persona más longeva del mundo, Susannah Mushatt Jones, murió el jueves por la noche en Nueva York a los 116 años, según el Grupo de Investigación en Gerontología de Estados Unidos.

Mushatt Jones nació el 6 de julio de 1899 en el estado de Alamaba. Era la última estadounidense viva del siglo XIX, como precisó a la AFP Robert Young, director del centro de investigación que censa supercentenarios alrededor del mundo (personas que alcanzan la edad de 110 años o más).

La estadounidense murió el jueves en una residencia de ancianos en Brooklyn, precisó.

Mushatt Jones creció en el seno de una familia pobre de 10 hijos, en el condado de Lowndes en Alabama. Su padre era recolector de algodón. La longeva mujer partió en 1922 a Nueva York, donde cuidaba niños. Luego iría a California en los años 40, antes de volver a Alabama y regresar finalmente a Nueva York, precisó el investigador.

"Le gustaban los huevos y el tocino, le gustaba mucho dormir, no fumaba, no bebía, se casó (unos años) pero nunca tuvo hijos", respondió Young al ser preguntado por las razones de la lonvegidad de Mushatt Jones, que obtuvo el récord Guinnes de la más longeva del mundo en 2015.

La persona que vivió más tiempo sigue siendo la francesa Jeanne Calment, que murió a los 122 años y 164 días en Arles, en 1997.

Por lo pronto, la nueva más longeva de la humanidad es una italiana de Verbania (norte de Italia), Emma Morano-Martinuzzi, nacida el 29 de noviembre 1899, según añadió Young.