Leyenda del cine cubano

 3 noviembre, 2016

La Habana. AFP El actor Reynaldo Miravalles, considerado uno de los mejores actores cubanos de todos los tiempos, falleció en La Habana a los 93 años, informaron este martes los medios locales.

Miravalles, quien protagonizó varios clásicos del cine cubano como Las doce sillas (1960) y El hombre de Maisinicú (1973), murió el lunes “víctima de complicaciones derivadas de varios padecimientos”, señaló el diario oficial Granma.

Nacido en La Habana en 1923, el actor debutó en la radio en 1944 y ocho años después lo hizo en televisión.

En la isla es reconocido como el fundador del cine cubano y “participó en algunas de las películas más destacadas en la década de los 60”, según destacó el periódico Granma.

Con el fallecido Tomás Gutiérrez Alea (Titón), considerado el más famoso de los cineastas del país caribeño, filmó cuatro películas: Las doce sillas, Historias de la revolución, Una pelea cubana contra los demonios y Los sobrevivientes.

Su versatilidad le permitió encarar cientos de personajes en el teatro, la televisión o el cine, tanto dramáticos como cómicos, y entre estos últimos destaca el guajiro Melesio Capote, con el cual alcanzó gran popularidad en la Isla.

Miravalles se radicó en Miami en 1994, pero “nunca perdió el vínculo con Cuba”, dijo Granma.

También subrayó que en el país filmó en 2012 su último película, Esther en alguna parte , en un dueto memorable con Enrique Molina, otro de los grandes actores cubanos.