Empresario ligado a lío con campesinos

 26 junio, 2015

Tegucigalpa. AFP El empresario hondureño Miguel Facussé, protagonista de enfrentamientos con campesinos que dejaron cerca de 150 muertos, y propietario de fábricas de alimentos y jabones, falleció a los 90 años.

Facussé, que tenía también inversiones en Cuba, cobró notoriedad como propietario de fincas de palma africana en el valle del Aguán, donde se vio envuelto en un conflicto con campesinos.

Una reforma agraria permitió en 1991 que pocos dirigentes campesinos –organizados en cooperativas por el Gobierno en los años 80–, vendieran grandes fincas cultivadas de palma africana a terratenientes.

Miembros de las cooperativas que resultaron afectados acudieron a tribunales para impugnar la legitimidad de la venta, pero a fines del 2009, ocuparon las tierras por la fuerza, al ver frustrados sus intentos. Los terratenientes, incluido Facussé, contrataron guardias para defender las propiedades, lo que desató una ola de asesinatos en ambos bandos.

El gobierno de Juan Orlando Hernández creó en febrero del 2014 un equipo formado por policías, militares y fiscales para investigar “al menos 147 asesinatos” desde el 2010, pero aún no se conoce ningún resultado de esas gestiones.