4 mayo, 2013

México. AFP. El nuevo gobierno de México aprovechó la visita de Barack Obama para aclarar que los canales de comunicación en seguridad con Estados Unidos serán unificados, después de años de una colaboración más diversificada.

Después de reunirse con Obama, Enrique Peña Nieto explicó que la cooperación entre las agencias de seguridad locales y estadounidenses será diferente a la que mantuvieron en el gobierno de Felipe Calderón.

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, dijo que en la época de Calderón las agencias de seguridad estadounidenses decidían con qué interlocutor mexicano trabajaban y que ahora todas esas comunicaciones serán centralizadas en su dependencia. Información publicada en EE. UU. da cuenta de restricciones que el Gobierno mexicano empezó a poner a la actividad de los agentes de inteligencia estadounidense.