1 noviembre, 2012

Barcelona. AFP. Una veintena de manifestantes irrumpió ayer en una tienda del grupo español Zara, líder mundial del sector textil, en Barcelona durante una protesta contra las políticas de austeridad.

Al término de una marcha convocada por los sindicatos CNT y CGT, el grupo forzó la entrada en los locales que tiene Zara en el centro de la ciudad, rompiendo cristales y arrojando al suelo estanterías.

Tras su paso, el comercio parecía el escenario de una batalla campal, con maniquíes, ropa y zapatos esparcidos por el suelo.

“Se trata de algunos alborotadores que huyeron en cuanto vieron la presencia policial”, declaró un portavoz de la CGT.

“Nosotros condenamos estos hechos”, afirmó. Precisó haber convocado una marcha contra los recortes sociales, el desempleo, la precariedad y la marginacion social.

Etiquetado como: