Declaración restringe las concentraciones públicas.

 21 enero, 2013

Bamako (AFP). El gobierno de Malí anunció que el estado de emergencia, que prohíbe concentraciones públicas y cualquier ruptura del orden, fue extendido por otros tres meses.

La decisión fue adoptada durante una reunión extraordinaria de ministros, al tiempo que soldados malíes con apoyo francés retomaban el lunes las ciudad de Diabali y Douentza, que estaban bajo el control de los yihadistas.

Malí se encuentra en estado de emergencias desde el 12 de enero, dos días después de que los grupos yihadistas, que mantienen el control de la parte norte del país, intentaron avanzar hacia la capital, Bamako.

Etiquetado como: