Vio crimen de monseñor Romero

 14 mayo, 2014

San Salvador. ACAN-EFE La mexicana Luz Isabel Cueva, la última sobreviviente de las monjas carmelitas que acompañaban al arzobispo de San Salvador Óscar Arnulfo Romero al momento de su asesinato en 1980, falleció en San Salvador de causas naturales.

Cueva, más conocida como “sor Lucita” o “madre Lucita”, murió a los 91 años el martes trasanterior.

Además del hospital contra el cáncer y la capilla de La Divina Providencia –donde un francotirador desconocido mató a Romero el 24 de marzo de 1980–, Cueva fundó otras obras de beneficio social.

La religiosa anhelaba vivir más tiempo para ver la canonización del beato Romero, que está en proceso en el Vaticano desde 1994.