La presidenta calificó como un acto de humildad la decisión tomada por el líder de la iglesia católica

Por: Patricia Recio, Álvaro Murillo 11 febrero, 2013

San José (Redacción). La presidenta Laura Chinchilla, aprovechó esta mañana una actividad con estudiantes de la Universidad para la Paz en Casa Presidencial, para referirse a la renuncia del papa Benedicto XVI.

“Quiero destacar la forma valiente y directa con que enfrentó muchos problemas y controversias que se le presentaron a la iglesia católica durante su papado”, dijo la mandataria.

Al mismo tiempo calificó el acto de la renuncia como una muestra de humildad.

Chinchilla, agregó qué, el Papa deja un importante legado a la historia universal.