Al menos 27 civiles murieron en los ataques de los últimos días.

 19 noviembre, 2016

La ONU se declaró "horrorizada" por la espiral de violencia en Siria y pidió tener acceso inmediatamente a Alepo, cuyos barrios rebeldes del este de la ciudad sufren intensos bombardeos del régimen sirio.

"Las Naciones Unidas están extremadamente tristes y horrorizadas por la reciente espiral de violencia en varias regiones de Siria y llaman a todas las partes a detener los ataques indiscriminados contra los civiles y las infraestructuras civiles", afirmaron el coordinador humanitario de la ONU para Siria, Ali al Zaatari, y el coordinador humanitario regional, Kevin Kennedy.

“Es imperativo que todas las partes acepten el plan y nos permitan un acceso para brindar ayuda”, agregaron.

El ejército sirio bombardeó este sábado, por quinto día consecutivo, los barrios rebeldes de la ciudad de Alepo, destruyendo uno de los últimos hospitales del sector y obligando a los colegios a cerrar sus puertas. Al menos 27 civiles murieron en los ataques.

Por quinto día consecutivo, una profusión de cohetes, obuses y barriles de explosivos se abatía sobre la segunda ciudad de Siria, causando un estruendo aterrador y estremeciendo el suelo y los inmuebles, contó el corresponsal de la AFP.

Los Cascos Blancos, grupo de socorristas presentes en la zona rebelde, publicaron en Facebook vídeos y fotos que muestran la violencia de los bombardeos.

“Es un día catastrófico en Alepo, asediada con un bombardeo sin precedentes con todo tipo de armas”, escriben los Cascos Blancos.

“Prácticamente ningún barrio del este de Alepo se ha librado hoy de los bombardeos del régimen”, indicó a la AFP Rami Abdel Rahman, director del Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

Desde el martes hasta ayer esta ONG ha contabilizado 92 fallecidos, cuando el régimen retomó, tras un mes de suspensión, los bombardeos sobre los barrios orientales de la ciudad.

Las tropas del presidente sirio, Bashar al Asad, que dominan los barrios occidentales, quieren reconquistar a toda costa la parte oriental de Alepo, en poder de los rebeldes desde 2012.

La ciudad, antigua capital económica del país, se ha convertido en el principal frente de un conflicto que ha causado más de 300.000 muertos desde 2011.

Reunión. El emisario de la ONU para Siria llegará este domingo a Damasco, donde se reunirá con el ministro de Relaciones Exteriores sirio, afirma la página web del diario al-Watan, cercano al régimen.

"El emisario de la ONU, Staffan de Mistura, llega mañana por la mañana a Damasco. Su visita durará solo una jornada, en la que se reunirá con Walid Muallem y con responsables del ministerio", precisa el periódico.

De Mistura propuso que los combatientes del Frente Fateh al Sham (antiguo Frente al Nosra, anteriormente afiliado a al Qaeda) salgan del este de Alepo y que la oposición se haga cargo de la parte oriental de la ciudad sin la entrada del ejército sirio.

Etiquetado como: