16 abril, 2016
Toby Ricketts y Marianna Fenn son la primera pareja casa por la iglesia del Monstruo del Espagueti Volador.
Toby Ricketts y Marianna Fenn son la primera pareja casa por la iglesia del Monstruo del Espagueti Volador.

Wellington

La iglesia del Monstruo del Espagueti Volador celebró el sábado en Nueva Zelanda su primer matrimonio legal, lo que según sus adeptos allana el camino hacia el reconocimiento de este insólito movimiento como una religión verdadera.

Esta iglesia, cuyos adeptos portan coladores en la cabeza, adoran a los piratas y piensan que el universo fue creado por un espagueti volador, fue reconocida oficialmente en Nueva Zelanda en diciembre de 2015.

Pero detrás de este ceremonial incongruente, los seguidores de este movimiento conocido como "pastafari", fundado en Estados Unidos, aseguran que su religión es muy seria. Las autoridades de Nueva Zelanda les dieron razón y concedieron a esta iglesia el derecho legal para celebrar uniones.

Karen Martyn, ordenada "ministeroni" de la iglesia, celebró el sábado su primera boda, durante la cual unió a Toby Ricketts, un cineasta que descubrió el movimiento al filmar un documental sobre esta religión, y Marianna Young.

La ceremonia se celebró en un navío convertido en barco pirata en la ciudad de Akaroa, en el sur.

"Este es un reconocimiento oficial de nuestra iglesia y es genial", dijo Martyn a la AFP antes de la ceremonia, añadiendo que varios otros matrimonios, incluyendo uniones del mismo sexo -legales en Nueva Zelanda- están previstos.

"Gente de Rusia, Alemania, Dinamarca, de todas partes, me llaman para pedirme celebrar su matrimonio en nuestra iglesia, ya que nuestra filosofía no discrimina", añadió Karen Martyn.

Toby Ricketts admitió sin embargo que algunas personas podrían no tomar su unión en serio.

"Es lo que nos atrajo" del movimiento "pastafari", dijo a la AFP. "Nunca pensamos casarnos, tener un matrimonio convencional, pero esto nos permite casarnos sintiéndonos cómodos".

El dios venerado por los fieles "tiene un montón de miembros en forma de espaguetis con dos albóndigas y un par de ojos", según el sitio de la iglesia.

El movimiento nació hace una década en Estados Unidos para denunciar los dogmas en la religión y el creacionismo. En la actualidad, está presente en varios países.

La iglesia sostiene que el calentamiento global se debe a que los piratas desaparecen de alta mar y que hay un volcán de cerveza en el paraíso. "El Monstruo del Espagueti Volador creó al mundo. Eso lo sabemos", afirmó la celebrante Karen Martyn. "No estuvimos en sus cercanías ni la vimos, pero tampoco otras religiones, y nuestra deidad es tan plausible como cualquier otra".

El fundador Bobby Henderson opinó en un correo electrónico que es extraño que la mayoría de las bodas tengan tanta vinculación entre religión y gobierno.

"Es muy triste que tanta gente se sienta presionada a seguir la tradicional boda cristiana aun cuando no se incline demasiado hacia la religión", agregó.

El pastafarismo comenzó con diez principios de naturaleza laxa y, debido a ese relajamiento, perdió dos, aún así el doctrinario comienza con: "Realmente preferiría que no actuases como un imbécil santurrón que se cree mejor que los demás cuando describas mi tallarinesca santidad. No pasa nada si alguien no cree en mí. No soy tan vanidoso, en serio. Además, esto no es sobre ellos, así que no cambies de tema".

Los desposados celebrarán la luna de miel en Akaroa antes de regresar la trabajo el lunes próximo.