El nuevo presidente es investigado por crímenes contra la humanidad

 9 marzo, 2013

Nairobi (AFP). Uhuru Kenyata, inculpado por crímenes contra la humanidad por la Corte Penal Internacional (CPI), fue elegido presidente de Kenia.

El primer ministro saliente y principal contrincante de Kenyata, Raila Odinga, anunció que impugnará ante la justicia su derrota en las presidenciales, pero llamó a sus seguidores a mantener la calma.

Uhuru Kenyata, hijo del primer presidente de Kenia tras su independencia; Jomo Kenyata , obtuvo el 50,07% de los votos con lo que logró la victoria en primera vuelta.

Odinga, quien obtuvo el 43,28% de los votos y cuya derrota hace cinco años sumió al país en semanas de violencia sin precedentes que provocaron unos 1.000 muertos y al menos 600.000 desplazados, denunció irregularidades masivas en las elecciones del lunes.

El presidente saliente, Mwai Kibaki, de 81 años, ganó por muy poco entonces, tras unos comicios opacos e impugnados.

Kenyata fue un apoyo clave de Kibaki. Ambos pertenecen a la comunidad kikuyu, la más importante del país y la más influyente económicamente.

Kenyata es procesado por crímenes contra la humanidad por la CPI por su presunta implicación en las matanzas de hace cinco años y sobre todo por movilizar al grupo criminal de los Mungiki para que ayudase a su comunidad, acusaciones que rechaza.

El inicio del proceso de Kenyata en La Haya acaba de ser aplazado del 11 de abril al 9 de julio.

Etiquetado como: