La pena lo priva del derecho al voto y de la posibilidad de ser elegido

 18 marzo, 2014

Roma

La Corte de Casación decidió este martes por la noche confirmar una prohibición de cargos públicos por dos años contra el ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi, pronunciada en el proceso sobre Mediaset.

Esta pena, que lo priva del derecho al voto y de la posibilidad de ser elegido, fue decidida en apelación en Milán en octubre pasado, en complemento de una condena a cuatro años de prisión, entre ellos tres amnistiados, a lo que fue condenado en ese proceso por fraude fiscal.

En el juicio en apelación, la fiscal Laura Bertolè determinó que la pena que se tenía que aplicar era de dos años, ya que el máximo periodo de inhabilitación que recoge la ley italiana por este tipo de delitos es de uno a tres años.

El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi llega una rueda de prensa celebrada ayer en el Palacio Grazioli en Roma. | EFE
El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi llega una rueda de prensa celebrada ayer en el Palacio Grazioli en Roma. | EFE

Los abogados de Berlusconi habían pedido al juez que se considerase la mínima pena de inhabilitación, un año, visto que el político no tiene antecedentes penales y hoy también argumentarán esta posición ante el Supremo.

Berlusconi fue condenado en firme a cuatro años de reclusión (de los que tres son indultados según las leyes italianas) por el caso Mediaset, en el que se juzgaba la compraventa de derechos de transmisión de películas estadounidenses por valor de 470 millones de euros entre 1994 y 1999 con un supuesto aumento artificial del precio de los derechos para evadir dinero al fisco y desviarlo a cuentas en el extranjero.

El exmandatario y líder del Forza Italia tiene pendiente una próxima vista el 8 de abril, cuando el Tribunal de Vigilancia penitenciaria dará a conocer si le conceden un año de trabajos sociales, en vez del arresto domiciliario, debido a que el tres veces presidente del Gobierno italiano tiene más de 70 años.

Etiquetado como: