5 marzo, 2013

Buenos Aires (AFP). El juicio por los crímenes cometidos en el marco del Plan Cóndor, de coordinación represiva de los regímenes militares sudamericanos en los años 70 y 80, comenzó hoy en los tribunales de Buenos Aires, donde comparece el ex dictador argentino Jorge Videla como principal acusado.

En el banquillo también está el último gobernante del régimen militar argentino, Reynaldo Bignone (1976-83), junto con otros 23 ex oficiales de las fuerzas armadas.

Otro de los acusados es el ex general Luciano Menéndez, quien acumula ya siete condenas a cadena perpetua por delitos de lesa humanidad durante la dictadura argentina (1976-83).

Los regímenes castrenses sudamericanos (Argentina, Chile, Paraguay, Brasil, Bolivia y Uruguay) de entonces se unieron para intercambiar información, coordinar operativos de traslado de prisioneros y desaparición de opositores en sus respectivos territorios.

“Este juicio va a demostrar que hubo una asociación ilícita para detener y hacer desaparecer opositores políticos en Sudamérica”, declaró Alcira Ríos, abogada de la querella, antes de comenzar el juicio.

Etiquetado como: