El obispo de Roma hizo estas manifestaciones durante la Vigilia de la XXVIII Jornada Mundial de la Juventud

 27 julio, 2013

AFP

"Jesús nos ofrece algo más grande que la Copa del Mundo", aseguró el papa Francisco este sábado en la playa de Copacabana a dos millones de personas, incluidos cientos de miles de jóvenes peregrinos.

El papa dijo a los peregrinos de todo el mundo "que son atletas de Cristo" y al inicio de una vigilia les pidió que se entrenen mucho "para estar en forma, para afrontar sin miedo todas las situaciones de la vida" en su primer viaje a Brasil, que acoge el año próximo el Mundial de fútbol.

"Aquí en Brasil, como en otros países, el fútbol es una pasión nacional. Pues bien, ¿qué hace un jugador cuando se le llama para formar parte de un equipo? Debe entrenarse y entrenarse mucho. Así es en nuestra vida de discípulos del Señor", dijo el papa argentino, un apasionado del fútbol e hincha de San Lorenzo.

El obispo de Roma hizo estas manifestaciones durante la Vigilia de la XXVIII Jornada Mundial de la Juventud, que se celebra en la playa de Copacabana, de Río de Janeiro, uno de los momentos más sugestivos de la actividad, al que asisten más de dos millones de jóvenes, según el portavoz vaticano, Federico Lombrdi.