El grupo libanés participa en la batalla para conquistar Qusseir

 28 mayo, 2013
 La guerra civil siria inició en enero de 2011. | AFP
La guerra civil siria inició en enero de 2011. | AFP

Dubái (AFP). El jefe militar del Ejército Sirio Libre, Salim Idriss, advirtió el martes que si el movimiento chiita libanés Hezbolá no suspende su “agresión” en Siria, donde sus hombres combaten al lado del régimen, las fuerzas rebeldes los perseguirán “hasta en el infierno”.

“Si la agresión del Hezbolá contra el territorio sirio no se detiene en las próximas 24 horas, emprenderemos todas las acciones para atacarlos, incluso hasta el infierno”, declaró Idriss a la televisión Al Arabiya, con sede en Dubái.

Idriss se dirigía al presidente libanés, Michel Sleiman, al secretario de la Liga Árabe, Nabil al Arabi y al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

“No estaré obligado a cumplir cualquier compromiso que haya hecho si una decisión de parar la agresión en territorio sirio no es tomada y aplicada”, añadió el jefe rebelde.

“No puedo seguir reteniendo a los combatientes del Ejército Sirio Libre. Somos víctimas de un genocidio por parte del Hezbolá (...) Y espero que todo el mundo nos excuse si les respondemos”.

Desde hace más de una semana el Hezbolá se ha implicado en una feroz batalla al lado del ejército sirio para conquistar Qusseir, una ciudad estratégica en manos de los rebeldes en el centro del país.

Etiquetado como: