5 junio, 2012

París. AFP. Un mes después de haber sido elegido presidente de Francia, el socialista François Hollande espera obtener mayoría en la Asamblea Nacional (cámara baja del Parlamento) en la elección legislativa del 10 y el 17 de junio, para poder aplicar sus promesas de campaña.

La victoria de la izquierda parece probable, pero su amplitud es incierta, por lo cual habrá que esperar la segunda vuelta para saber si el Partido Socialista obtendrá mayoría absoluta por sí solo, con el apoyo de los ecologistas o necesitará los votos de la izquierda radical.

Los sondeos atribuyen al conjunto de la izquierda el 45% de las intenciones de voto; es decir, un avance de diez puntos respecto a la derecha en estos comicios, en los que 46 millones de electores están llamados a elegir sus diputados en 577 circunscripciones.

La lógica institucional sería que las legislativas confirmaran los resultados de la elección presidencial del 6 de mayo, cuando François Hollande obtuvo el 51,6% de votos y derrotó al expresidente Nicolás Sarkozy, candidato de la derecha.

Por ahora, sin embargo, no es seguro que el Partido Socialista y sus aliados ecologistas obtengan la mayoría absoluta de 289 escaños.

Etiquetado como: