7 abril, 2013

Jerusalén EFE Israel acusó ayer a Irán de aprovechar el diálogo con las grandes potencias –así como el fracaso por no lograr avances en las negociaciones para abandonar su programa nuclear– como excusa para continuar desarrollando la bomba nuclear y pidió al mundo ser más “asertivo” y hacer una amenaza “tangible y significativa”.

“Este fracaso era previsible. Los iraníes están abusando de las conversaciones para ganar tiempo, mientras hacen progresos adicionales en su enriquecimiento de uranio para obtener la bomba atómica”, afirmó el ministro de Asuntos de Inteligencia Estratégica y Relaciones Internacionales de Israel, Yuval Steinitz, mendiante un comunicado difundido ayer.

Steinitz, responsable en Israel de coordinar la campaña internacional para que se presione a Teherán a abandonar su proyecto nuclear, reaccionó así ante el anuncio ayer de que no hubo resultados en la quinta ronda de conversaciones de Irán con el G5+1 (los miembros permanentes del Consejo de Seguridad –EE. UU., China, Francia, Reino Unido y Rusia– y Alemania), en la ciudad kazaja de Alma Atá.