El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, alentó a las tropas a continuar su labor

 21 julio, 2014
Vista general del barrio de en el barrio de Al Shejaeiya durante una operación militar en la ciudad de Gaza.
Vista general del barrio de en el barrio de Al Shejaeiya durante una operación militar en la ciudad de Gaza.

Jerusalén

En medio de los esfuerzos diplomáticos en la arena internacional para un alto el fuego en Gaza, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, dijo hoy que la ofensiva militar en la franja seguirá hasta que los israelíes estén seguros.

"El Ejército israelí está progresando en el terreno de acuerdo a lo programado. Los logros en el campo de batalla son claros. Estoy impresionado con las operaciones para destruir los túneles que han logrado resultados por encima de las expectativas", manifestó Netanyahu en una visita a posiciones militares en el sur de Israel.

Acompañado por el titular de Defensa, Moshé Yaalón, y el jefe del Estado Mayor, el general Beny Gantz, el primer ministro alentó a las tropas en su labor, pese a las bajas sufridas en los últimos días a raíz del inicio de la incursión terrestre en Gaza, el pasado jueves.

"En nombre del pueblo israelí digo a todos nuestros soldados en el campo de batalla que estamos orgullosos de nuestra fortaleza de espíritu y rezamos por nuestra seguridad. La campaña militar es compleja y enfrentará momentos difíciles, pero soy optimista en que juntos podremos alcanzar los objetivos que nos hemos fijado", comentó.

Las declaraciones de Netanyahu tienen lugar en medio de un baile diplomático en el que el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, viaja hacia El Cairo para sumarse a los esfuerzos internacionales para lograr una pausa en los combates entre israelíes y palestinos.

Desde el inicio de la operación israelí, el 8 de julio, más de 500 palestinos y 20 israelíes han muerto en la violencia que se intensificó ayer con bombardeos israelíes sobre un barrio de Gaza.

Kerry y otros diplomáticos buscan que se reanude la tregua entre palestinos e israelíes dentro de los términos de un acuerdo logrado en noviembre de 2012, entonces con mediación egipcia.

En las gestiones participa también el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, quien ya se encuentra en la región.

En paralelo, varios ministros israelíes han expresado sus reservas sobre estas gestiones diplomáticas destinadas a lograr un cese de hostilidades en la zona.

Algunos de ellos incluso sugirieron que las tropas israelíes permanezcan en partes de la Franja de Gaza, como el ministro de Comunicaciones, Guilad Erdán, quien aseguró que hasta que Israel no destruya los múltiples túneles subterráneos empleados por las milicias palestinas, no debería aceptar un alto el fuego.

" Debemos estudiar la posibilidad de dejar una presencia del Ejército israelí en partes del norte de Gaza", expuso.

El titular de Asuntos Estratégicos, Yuval Steinitz, consideró, durante una visita a un hospital israelí, "que la lucha continuará durante un largo período de tiempo y podría conllevar más escaladas. El principal objetivo es golpear a Hamás y destruir su infraestructura".

Etiquetado como: