Presidente de grandes almacenes españoles

 20 septiembre, 2014

Madrid. AFP El presidente de la cadena de grandes almacenes españoles El Corte Inglés, Isidoro Álvarez, falleció a los 79 años.

Álvarez, quien estaba al frente del emblemático grupo de la gran distribución comercial desde agosto de 1989, murió el domingo pasado en un hospital de Madrid, donde se encontraba ingresado por una insuficiencia respiratoria, informó una portavoz de la compañía.

Discreto y reservado, la última aparición pública de Álvarez fue el 31 de agosto anterior con ocasión de la junta general de accionistas del grupo, en el que desarrolló toda su carrera desde muy joven.

En agosto del pasado año, Álvarez nombró director general de la compañía a su sobrino Dimas Gimeno, quien fue nombrado el martes como su sucesor.

El consorcio empresarial es toda una institución en España con actividades muy diversificadas que van desde los supermercados hasta el textil pasando por las agencias de viajes. Emplea a más 90.000 personas, lo que le convierte en uno de los mayores grupos del país.

Nacido en Borondes (Asturias, norte), Álvarez compaginó sus inicios en la compañía familiar fundada por su tío Ramón Areces, con sus estudios de economía y empresa, y ya en 1959, a los 24 años, fue nombrado consejero de la sociedad, antes de convertirse en 1966 en consejero director general del grupo.

Tras el fallecimiento de Ramón Areces, al que siempre rindió tributo, accedió a la presidencia del grupo en agosto de 1989 convirtiéndose en el artífice de la expansión y diversificación del grupo hacia otros negocios, que acabaría convirtiendo a El Corte Inglés en uno de los principales grupos mundiales de la gran distribución comercial.

Uno de sus primeras grandes decisiones fue la compra en 1995 de su gran grupo rival durante años, Galerías Preciados, que se encontraba en suspensión de pagos, y reactiva una expansión internacional, que había tenido un primer intento en los años 80 con la compra de la cadena de tiendas estadounidenses The Harris Company, que acabaría vendiendo a Gottschalks en 1998.

En 2001, el grupo entró en Portugal, donde tiene dos centros, y en los últimos años ha apostado por Internet para llegar a países como Reino Unido u Holanda.