Este jueves, el consejo de gobernadores de la AIEA inició una reunión a puesta cerrada donde examinará el último informe sobre Irán y el acuerdo técnico de verificación alcanzado con Teherán

 28 noviembre, 2013

Viena

Yukiya Amano, director de la Agencia Internacional de Energía Atómica, informó ayer a periodistas de los progresos de las negociaciones con Irán. | AP
Yukiya Amano, director de la Agencia Internacional de Energía Atómica, informó ayer a periodistas de los progresos de las negociaciones con Irán. | AP

La Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) afirmó este jueves que Irán la invitó a inspeccionar la planta de agua pesada de Arak el 8 de diciembre, por primera vez desde agosto de 2011.

"Puedo informar al consejo de que hemos recibido una invitación de Irán para visitar la planta de producción de agua pesada de Arak el 8 de diciembre", dijo el director general de la AIEA, Yukiya Amano, según el texto de un discurso en el consejo de gobernadores.

Este consejo comenzó hoy una reunión a puerta cerrada de dos días.

El reactor de agua pesada de Arak es una de las principales preocupaciones de las grandes potencias, ya que permitiría a Irán extraer plutonio, una alternativa al uranio enriquecido para fabricar una bomba atómica.

El acuerdo temporal concluido el domingo en Ginebra con el grupo 5+1 (Estados Unidos, China, Rusia, Francia, Reino Unido y Alemania) estipula que Irán debe congelar las obras en el reactor por un periodo de seis meses.

La AIEA ya inspeccionó este reactor en otras ocasiones, pero no recibió datos sobre su concepción y su funcionamiento desde 2006 y no fue autorizada a visitar la planta desde agosto de 2011.

Irán ya se había comprometido a abrir esta planta a los inspectores de la agencia en un primer acuerdo de seis puntos para "generar más confianza entre las dos partes".

Este acuerdo, firmado en Teherán el 11 de noviembre durante una visita de Amano, prevé asimismo una visita a la mina de uranio de Gachin. En él, Irán también se compromete a proporcionar información sobre eventuales proyectos de nuevos reactores nucleares o de plantas de enriquecimiento adicionales.