Hungría, Alemania, República Checa y Austria, son algunos de los países afectados

 8 junio, 2013
 Inundaciones en Budapest hoy sábado. | AFP.
Inundaciones en Budapest hoy sábado. | AFP.

Budapest (AFP). Budapest, la capital de Hungría, se organizaba hoy a la espera de una crecida histórica del Danubio, prevista para el lunes, mientras que las inundaciones siguen provocando importantes daños en Alemania, donde se evacuó a la población de sectores muy expuestos.

Las inundaciones que afectan a Europa Central desde el fin de semana pasado dejaron al menos 17 muertos, varias personas están desaparecidas y varios países afectados concuerdan en afirmar que la importancia de los daños será del mismo orden que en las inundaciones en la región de 2002.

En Alemania, donde tres personas murieron desde que comenzaron las inundaciones, el nivel del Elba continuaba subiendo el sábado por la mañana, amenazando varias localidades en las regiones de Sajonia-Anhalt y de Brandeburgo (este).

La crecida obligó a evacuar un hospital de la ciudad de Bitterfeld, amenazado por la rotura de un dique, así como varias clínicas para personas mayores en Madgeburgo, donde las carreteras estaban bajo el agua.

En Muhlberg (Brandeburgo), unos 250 soldados, ayudados por 650 voluntarios, terminaron de madrugada la construcción de urgencia de una carretera para poder transportar material hacia un descampado de medio kilómetro de largo que linda el dique.

Por su parte, hoy en la mañana, Hungría reforzaba sus diques y se preparaba para las “peores inundaciones de todos los tiempos”, según el primer ministro Viktor Orban.

La noche de ayer la localidad de Györujfalu, de 1.500 habitantes a 115 km al oeste de Budapest, donde el dique se vio debilitado por un deslizamiento de terreno el viernes, fue evacuada por precaución.

En Budapest el nivel de Danubio alcanzó hoy 8,55 m. El récord histórico en la capital es de 8,60 m en 2006.

En Eslovaquia, cuya frontera con Hungría al sur está definida por el Danubio, se espera el pico de la crecida hoy por la tarde.

Tanto en Austria como en la República Checa, que se vieron muy afectadas por las inundaciones -cuatro muertos en Austria y diez en la República Checa- el nivel del agua bajaba hoy y avanzaban los trabajos de limpieza.