22 febrero, 2016
Las alfombras de pelaje corto pueden utilizarse en cualquier espacio de la casa.
Las alfombras de pelaje corto pueden utilizarse en cualquier espacio de la casa.

Las alfombras son accesorios que brindan calidez, confort y un valor estético a la decoración. Además, son muy fáciles de colocar sobre otros pisos, sin tener que hacer obras.

De acuerdo con Daniel Álvarez, de la tienda Monnry Lighting & Home Accents, se recomienda que la alfombra amarre la decoración en conjunto con los muebles y el diseño de la lámpara, de manera que visualmente haya una relación de balance entre el diseño y el color.

"Entre sus muchas ventajas, las alfombras nos permiten adaptar el piso a la decoración del ambiente, además de plasmar nuestras propias ideas combinando colores, formas, relieves, tramas, texturas, y encontrar el diseño ideal. De igual manera, se convierten en arte para los ambientes", destacó.

Según el sitio web especializado www.elmueble.com, "las alfombras son un eficaz elemento decorativo. Visten con elegancia cualquier aposento, transmiten sensación de calidez, aíslan térmicamente y, además, son una solución para delimitar los espacios".

De acuerdo con Álvarez, para adaptar una alfombra de la manera correcta es importante tomar en cuenta estos aspectos:

El espacio. Determine si se colocará en un ambiente interior o exterior. No todos los materiales de las alfombras están diseñados para soportar el sol o cualquier tipo de clima.

Medidas. Se deben conocer las dimensiones estándares de alfombras. Si es para sala, hay que valorar si esta es pequeña o grande. Por ejemplo, una alfombra de 9x12 pies permite incluir un sofá, una mesita central y mesas laterales.

Color de los pisos y el espacio. La alfombra debe ir en contraste con el tono del piso. Si este es oscuro, se recomienda usar alfombras claras. En una decoración muy colorida, lo más óptimo es una alfombra neutral que no genere saturación, pero que sí aporte elegancia.

Otras consideraciones

El Mueble señala que la escogencia de la alfombra depende del uso que se le quiera dar y del presupuesto.

Al respecto, Daniel Álvarez explicó que "se recomienda decorar con alfombras de pelaje largo en hogares donde no hay mascotas, o bien en lugares más íntimos, como una habitación o la sala de televisión. Las alfombras de pelaje corto pueden estar en cualquier espacio de la casa".

El especialista concluyó indicando que existen dos tipos de fibras para las alfombras. En primer lugar, las naturales, que son muy utilizadas para exteriores, por su resistencia. Entre ellas están las de yute, sisal, lana y algodón.

Por otra parte, las alfombras de fibra sintética están fabricadas con materiales como acrílico, polipropileno, poliéster y acrílico.