Visitantes pueden construir estructuras con este material como si fueran ladrillos.

 9 mayo, 2016

Una peculiar instalación de arte con 650.000 pelotas de plástico brinda una nueva vida a una abandonada y lúgubre antigua estación del metro del centro de Washington, Estados Unidos.

Hasta el 1 de junio, la estación, ubicada bajo el bullicioso Dupont Circle (la rotonda Dupont), ofrece a todo el público la posibilidad de apostar a la creación gracias a esta iniciativa. La misma utiliza bolillas translúcidas recicladas en forma de ladrillos, que los visitantes pueden unir con velcro y así dejar fluir su imaginación.

"Te invitan a construir tus propias cosas y a hacerlo de manera interactiva", dijo Holly Joseph, quien se trasladó desde los suburbios de la ciudad para ver la muestra y dejar en ella su marca.

Concurso y propuesta artística

La asociación sin fines de lucro Dupont Underground lanzó un concurso para transformar el lugar a través de "una experiencia inesperada".

Participaron en este proyecto 153 candidatos provenientes de 19 países.

El estudio de arquitectura y diseño neoyorquino Hou de Sousa, liderado por Jian Min Nancy Hou y Josh de Sousa, presentó el trabajo ganador.

La propuesta consistió en montar los ladrillos en forma de semicírculo y de grandes columnas, para recordar los tiempos pasados, y dejaron un espacio en el centro a disposición de los visitantes para que puedan construir una obra a su elección.

Esas construcciones son fotografiadas antes de ser desmontadas por sus autores u otros visitantes.

"Hemos propuesto un sistema reutilizable, lo que dio como resultado una relación dinámica y directa entre la creación y la destrucción", comentó Hou de Sousa.

La instalación evoca el videojuego Minecraft y los Lego, aunque el director de arte de Dupont Underground, Craig

Cook, prefiere traer a la memoria un ambiente de playa.

"Es como los cubos con los que los niños forman figuras con arena", dijo a la AFP.

Sitio abandonado en transformación

La instalación no ha sido publicitada, quizás porque solo puede albergar a 49 personas en el mismo momento.

Inaugurada en 1949, la estación cerró en 1962, y desde entonces ha permanecido vacía, salvo cuando albergó un patio de comidas por un breve período, en los años 90, o cuando se utilizó como refugio para personas sin hogar en la década de 1960.

A finales de 2014, Dupont Underground firmó un contrato de cinco años con la municipalidad "para reconstruir permanentemente todo el sitio" con un objetivo cultural.

Con un presupuesto ajustado, se les pide a los visitantes que paguen una cuota de entrada.

"Esperamos generar suficientes fondos para hacer un montón de mejoras a este espacio", dijo Cook.

"Esto significa mucho trabajo. No tenemos fontanería, no tenemos baños, no tenemos ninguna puerta", indicó Cook, quien espera llevar instalaciones de música y cinematografía más pequeñas al recinto.