Estudiantes celebraban victoria deportiva o un cumpleaños en casa

 1 febrero, 2010

Ciudad Juárez, México. AFP Un grupo de hombres armados atacó en la madrugada del domingo una casa de Ciudad Juárez, en el estado mexicano de Chihuahua (norte), donde unos estudiantes de secundaria celebraban una fiesta, y mataron a al menos 11 personas, confirmó la fiscalía estatal.

“Existen 11 muertos, la mayoría jóvenes”, declaró ayer una fuente de la fiscalía estatal que pidió no ser identificada.

Un agente de la secretaría de seguridad pública municipal señaló que entre las personas asesinadas hay dos adultos y que 17 personas resultaron heridas, algunas de ellas graves.

De acuerdo con los primeros testimonios de vecinos y familiares, entre 15 y 18 sicarios llegaron en siete vehículos a la vivienda, ubicada en una colonia del suroeste de Ciudad Juárez, la más violenta de México, y dispararon desde la calle para después perseguir a los jóvenes que trataban de huir de la masacre.

“Un joven festejaba su cumpleaños con compañeros de la escuela, todos ellos estudiantes de la preparatoria técnica 128, y cuando el festejado salió para dejar a su novia observó por lo menos siete vehículos con gente armada”, afirmó uno de los vecinos.

Sin embargo, otras versiones apuntan a que los jóvenes pertenecían a un equipo de futbol y festejaban su triunfo en un campeonato, según publicó el periódico Reforma en su portal de Internet.

Otros 28 jóvenes fueron asesinados en centros de rehabilitación, en dos eventos ocurridos en un lapso de dos semanas en setiembre pasado; en el primero acribillaron a 18 y en el segundo a 10 jóvenes que intentaban rehabilitarse.

Chihuahua es escenario de una encarnizada guerra entre el cartel de Juárez, del narcotraficante Vicente Carrillo, y el cartel de Sinaloa, liderado por el prófugo Joaquín el Chapo Guzmán, que dejó más de 2.500 muertos en el 2009, pese a la presencia de 8.500 militares.

Los sicarios se disputan cada calle de esta convulsionada ciudad, fronteriza con Estados Unidos (1,3 millones), para controlar el creciente mercado y las rutas de trasiego de las drogas.

Etiquetado como: