13 marzo
El acusado dijo sentirse frustrado porque, en general, los gatos no se acercan a él.
El acusado dijo sentirse frustrado porque, en general, los gatos no se acercan a él.

Singapur

Un tribunal de Singapur condenó este lunes a cuatro meses y medio de cárcel a un hombre de 25 años, acusado de lanzar a una gata desde el décimo piso de un edificio antes de rematarla.

El 26 de mayo, Fajar Ashraf bin Fajar Ali atrajo a la gata con un poco de comida y se la llevó a su edificio. Ahí jugó un poco con el animal, pero después de que este intentara escapar, lo agarró y lo tiró por la ventana, afirmó el tribunal.

Durante el juicio, el acusado dijo sentirse frustrado porque, en general, los gatos no se acercan a él.

Al comprobar que la gata seguía viva tras la caída desde la décima planta, el individuo la golpeó varias veces contra el suelo para rematarla.

El abogado de la defensa, Amarjit Singh Sidhu, declaró ante el tribunal que su cliente "era plenamente consciente de la naturaleza y las consecuencias de su acto" y que se sentía "avergonzado por haber provocado esta molestia a la familia".

El tribunal lo condenó por crueldad hacia los animales y su presidente indicó que era necesaria una pena para evitar que tales actos se repitieran, según el diario singapurense Straits Times.

Etiquetado como: