29 abril, 2013

Ámsterdam. EFE Los holandeses trabajan en los últimos detalles para que mañana, tras la abdicación de la reina Beatriz, sus príncipes herederos, Guillermo-Alejandro y Máxima de Orange-Nassau , se conviertan en los próximos reyes.

El 30 de abril, “ Día de la Reina” , es la fecha que eligió Beatriz para ceder la corona a su hijo y esposa, la argentina Máxima Zorreguieta.

Pero las celebraciones comenzarán hoy con una cena de gala desde las 8:00 p. m. locales (mediodía de Costa Rica) en el Rijksmuseum. Al convite acudirán personalidades de casas reales de todo el mundo.

Mañana será la ceremonia en el salón de Moisés del palacio real de Ámsterdam. Cuando Beatriz, Guillermo-Alejandro y Máxima, así como los testigos presentes, firmen el “Acta de Abdicación”, el matrimonio se convertirá en los reyes de los Países Bajos.

Según el alcalde de Ámsterdam, Eberhard van der Laan, la máxima amenaza a la seguridad ese día corresponde a acciones individuales como la ocurrida en la celebración del Día de la Reina en 2009, cuando un joven irrumpió con su vehículo entre la multitud y dejó un saldo de siete víctimas mortales y su propia muerte.