Militar acusado de genocidio durante dictadura

 24 octubre, 2015

Ciudad de Guatemala. AP, AFP y EFE El general retirado Héctor Mario López Fuentes, de 85 años, acusado por genocidio junto con el exdictador guatemalteco Efraín Ríos Montt, falleció por causas naturales en un hospital militar.

Según el portavoz del Sistema Penitenciario, Rudy Esquivel, el exmilitar murió el domingo en el Centro Médico Militar en el que había sido internado desde junio del 2011.

López estaba acusado de los delitos de genocidio y contra los deberes de humanidad, al igual que Ríos Montt, por la muerte de 1.771 indígenas ixiles a manos de soldados del ejército guatemalteco durante el gobierno de facto entre 1982 y 1983.

Según organizaciones defensoras de derechos humanos querellantes del proceso judicial contra López, el general y otros militares participaron en la elaboración de los planes militares Victoria 82 y Firmeza 83, en donde el Ejército instruía a sus miembros sobre las acciones contrainsurgentes a seguir, como las estrategias de “tierra arrasada” en donde se exterminaban comunidades enteras por la presunción de participar en la guerrilla.

El 6 de julio de 2012 un perito en psiquiatría forense del estatal Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) practicó exámenes a López y concluyó que estaba limitado para enfrentar un juicio oral y público.

El pasado 8 de octubre, una sala de apelaciones rechazó un recurso de la defensa de Ríos Montt con que buscaba acogerse a una ley de amnistía.

Guatemala vivió un conflicto armado entre 1960 y 1996. Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), unas 245.000 personas murieron o desaparecieron durante ese tiempo.

El reporte del foro mundial señaló que 97% de las muertes fue responsabilidad del Ejército y grupos paramilitares, mientras que el 3% restante fue por acción de la guerrilla izquierdista.