Investigadores la encontraron 10 días después del siniestro en los Alpes franceses

 2 abril, 2015
Esta segunda caja negra, que contiene el registro de los parámetros de vuelo del avión Airbus A320 de Germanwings, fue encontrada por los gendarmes que desde hace diez días trabajan en el lugar del accidente donde murieron los 150 ocupantes del vuelo que unía Barcelona con Düsseldorf.
Esta segunda caja negra, que contiene el registro de los parámetros de vuelo del avión Airbus A320 de Germanwings, fue encontrada por los gendarmes que desde hace diez días trabajan en el lugar del accidente donde murieron los 150 ocupantes del vuelo que unía Barcelona con Düsseldorf.

Marsella

La segunda caja negra del Airbus A320 de Germanwings, que se estrelló el 24 de marzo en los Alpes franceses, fue hallado este jueves, anunció a la AFP el fiscal de Marsella, Brice Robin.

"El procurador de la República de Marsella precisa que la segunda caja negra (D.F.D.R. Digital Flight Data Recorder) acaba de ser encontrada por los investigadores en el lugar del siniestro", dijo Brice Robin en un breve comunicado.

Posteriormente en conferencia de prensa agregó: "todo apunta" a que la segunda caja negra "podrá ser estudiada", pese a que se encuentra bastante dañada, pues fue encontraba enterrada en el suelo.

"Hubo que excavar para sacarla. Parece que estuvo expuesta al fuego porque está totalmente ennegrecida", señaló el fiscal.

Robin indicó que la caja será enviada esta misma noche a París para que sea analizada por los expertos de la Oficina de Investigación y Análisis (BEA).

Sus datos serán "un complemento indispensable a la comprensión de lo que sucedió en los últimos minutos de ese vuelo", agregó el fiscal.

La segunda caja negra contiene los parámetros de vuelo del avión cuya destrucción causó la muerte de 150 personas que viajaban desde Barcelona hasta Düsseldorf y deberá completar los datos obtenidos de la primera, encontrada el día mismo del siniestro, y que contiene las grabaciones registradas en la cabina del avión.

La primera caja negra fue hallada el mismo día del choque, y su análisis reveló que el copiloto, solo en la cabina en el momento del drama, había provocado voluntariamente el desplome del aparato.

El copiloto del Airbus A320 de Germanwings "permitió voluntariamente la caída del avión" en medio de un macizo montañoso en los Alpes franceses, había declarado el 26 de marzo el fiscal Robin en una comparecencia ante la prensa en el aeropuesto de Marsella-Provenza, en Marignane.

El estudio de la segunda caja negra, que recaerá en los expertos de la Oficina de Investigación y Análisis (BEA) , permitirá corroborar la versión de los hechos que se desprende de la primera.

Desde el día mismo del accidente, la búsqueda de la segunda caja era una de las prioridades de los investigadores, pero la violencia del accidente del avión, que se estrelló contra la roca a 700 kilómetros por hora, la mantuvo muy escondida entre los restos de fuselaje.

Etiquetado como: