Zonas rurales siguen sin recibir ayuda alimentaria pues los caminos están bloqueados

 9 noviembre, 2012

Guatemala. (AFP). El Gobierno de Guatemala iniciará este viernes el proceso para evaluar la inversión requerida para reconstruir la región oeste del país, devastada por un terremoto el miércoles que deja al menos 52 muertos y 22 desaparecidos, informó la vicepresidenta Roxana Baldetti.

Baldetti explicó que el presidente Otto Pérez convocó a todos sus ministros "para que cada quien lleve la evaluación de lo que corresponde" para comenzar la reconstrucción.

"Vamos a analizar lo económico, ver cuánto vale la reconstrucción", insistió la vicepresidenta durante un recorrido por las zonas afectadas con el fin de recolectar información y cuantificar costos.

El restablecimiento de las cañerías en tres municipios y en la ciudad del departamento de San Marcos (oeste), el más afectado por el potente sismo, está valorado en 10 millones de dólares y demoraría unos tres meses, según Baldetti.

Además, reconoció que muchas zonas rurales devastadas por el sismo dos días después seguían sin recibir ayuda alimentaria, debido a que carreteras comunales están bloqueadas por derrumbes.

Pérez declaró el jueves el estado de calamidad por 30 días en los siete departamentos más golpeados por el sismo de 7,4 grados para atender la emergencia.

Explicó que persiguen reconocer el nivel de los daños y priorizar acciones, así como cumplir con el protocolo para recibir la ayuda internacional que ha sido ofrecida al país.

Para este viernes estaba previsto el arribo de un avión con 60 toneladas de alimentos donados por Venezuela, mientras que Estados Unidos dio 50.000 dólares para atender la emergencia, Taiwán 60.000 y el Banco Interamericano de Desarrollo dará 200.000 dólares.