El acuerdo publicado en el diario oficial faculta al gobierno para que compre bienes y servicios sin necesidad de sujetarse a la Ley de Contrataciones del Estado para atender la emergencia

 10 julio, 2014

Guatemala.

El gobierno del presidente Otto Pérez Molina oficializó este jueves estado de Calamidad Pública en 7 departamentos de Guatemala que fueron los más afectados por un fuerte sismo de magnitud 6,9 Richter el pasado lunes con el fin de atender a los miles de damnificados.

La medida, que durará 30 días, fue publicada hoy en el Diario de Centroamérica (oficial) y es para los departamentos de San Marcos, Huehuetenango, Totonicapán, Quetzaltenango, Sololá, Retalhuleu y Suchitepéquez.

El Estado de Calamidad Pública fue declarado por el presidente y su Consejo de Ministros con el fin de atender a los miles de afectados por el sismo, restablecer la infraestructura y los servicios básicos en esas regiones del altiplano occidental guatemalteco.

El acuerdo publicado en el diario oficial faculta al gobierno para que compre bienes y servicios sin necesidad de sujetarse a la Ley de Contrataciones del Estado y al Ministerio de Finanzas asignar los recursos que sean necesarios para atender la emergencia.

 El gobierno guatemalteco declaró a partir del jueves un estado de calamidad pública por 30 días en siete departamentos del país que fueron afectados por el sismo del lunes.
El gobierno guatemalteco declaró a partir del jueves un estado de calamidad pública por 30 días en siete departamentos del país que fueron afectados por el sismo del lunes.

Además señala que el Ministerio de Gobernación será el responsable de garantizar la seguridad de las personas y sus bienes en las zonas afectadas por el temblor.

En los siete departamentos bajo el estado de Calamidad Pública se establecerán cordones sanitarios y se declara como prioridad el traslado de los pobladores de las viviendas destruidas o en riesgo hacia lugares seguros.

Pérez Molina aclaró durante la gira que realizó el pasado martes al departamento suroccidental de San Marcos que con la medida no se iba a limitar ningún derecho a la población.

De acuerdo con la evaluación que realiza la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), se mantiene un muerto y 137 heridos a causa del sismo.

Las autoridades registran 1.160 viviendas con daños severos, 1.861 moderados y 1.551 leves, y además se han identificado 16 iglesias católicas y 31 edificios públicos dañados, detalló.

Además, 4.985 damnificados y 3.271 evacuados, aunque la cifra de afectados directa e indirectamente por el temblor suman 53.339 guatemaltecos.