Agrupaciones acusan al PRI de usar ayuda social con fines electorales

 24 abril, 2013

México. AFP y EFE. El presidente Enrique Peña Nieto suspendió ayer los actos públicos del Pacto por México –un acuerdo sin precedentes con la oposición para impulsar ambiciosas reformas–, a raíz de acusaciones de uso indebido de programas sociales por parte de su partido, el PRI.

En medio de su primera crisis política, el mandatario replicó ayer, en un acto público, que no tolerará esas prácticas de corrupción y que garantizará la transparencia. “El Gobierno vigilará que nadie se lucre con carencias y necesidades de personas; tampoco tolerará uso electoral de programas sociales”, dijo durante el Foro México Incluyente, en Puebla.

La reforma financiera que se iba a presentar ayer, en un acto que fue cancelado a última hora, es la primera víctima de las grietas que han surgido en uno de los pactos políticos más importantes en la reciente historia del país.

Peña Nieto iba a presentar, junto a los principales líderes políticos, una reforma que intenta fomentar el crédito bancario, uno de los pilares de las iniciativas que anunció cuando tomó posesión el pasado 1.° de diciembre.

Sin embargo, el presidente del PAN, Gustavo Madero, avisó el lunes que suspendía su asistencia a todos los actos del Pacto por México hasta que la Comisión Política de su partido estudie el lunes próximo la relación que se mantendrá con el Gobierno a partir de ahora.

El Pacto por México fue suscrito por el PRI, el PAN (Partido Acción Nacional) y el PRD (Partido de la Revolución Democrática) días después de que Peña Nieto devolviera el poder al PRI. El acuerdo contempla un centenar de compromisos para impulsar reformas de gran calado en México. En el marco del Pacto ya fue aprobada una reforma educativa y está casi a punto otra en telecomunicaciones.

El origen del choque. El PAN considera insuficiente la respuesta del Gobierno a sus denuncias de un presunto uso indebido de recursos a favor de los candidatos del PRI en el estado de Veracruz, que el próximo 7 de julio, junto con otras 13 demarcaciones, celebrará elecciones legislativas y municipales.

El PAN difundió hace una semana grabaciones de reuniones de funcionarios de Veracruz, donde siempre ha gobernado el PRI, y delegados de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), en las que aparentemente se escucha a un alcalde y al secretario de Salud estatal dando instrucciones para conseguir que los beneficiarios de programas sociales voten por el PRI.

“Está siendo preocupante esta utilización tan burda de los programas sociales y no queremos quedarnos callados”, argumentó Madero ayer a la emisora MVS Radio.

Tras la difusión de las grabaciones, el PAN presentó una denuncia penal contra la titular de Sedesol, Rosario Robles; el gobernador de Veracruz, Javier Duarte, y 56 funcionarios más por presunto uso indebido de recursos públicos.

Luego de la denuncia, el presidente apoyó el viernes públicamente a la ministra Robles.

De su lado, esta destituyó a siete de sus funcionarios, pero el PAN y el PRD quieren que Robles y Duarte sean sometidos a juicio político y apartados de sus cargos mientras dura la investigación.

Etiquetado como: