El programa contempla que los empleados de las empresas involucradas se organicen en cooperativas, modalidad que el presidente Raúl Castro ha privilegiado dentro de sus reformas económicas

 8 enero, 2014

La Habana

Varios autos circulan, este martes, por una céntrica avenida bajo un cartel alusivo a la revolución cubana en La Habana (Cuba). En medio de un ambiente tranquilo y sin gran resonancia, Cuba se prepara para celebrar mañana los 55 años de su revolución.
Varios autos circulan, este martes, por una céntrica avenida bajo un cartel alusivo a la revolución cubana en La Habana (Cuba). En medio de un ambiente tranquilo y sin gran resonancia, Cuba se prepara para celebrar mañana los 55 años de su revolución.

El gobierno de Cuba decidió reconvertir a los empleados de las empresas estatales de taxis en trabajadores privados, con el fin de mejorar la calidad de un servicio ineficiente durante décadas y reducir la abultada planilla estatal, informó este miércoles la prensa local.

"La decisión de generalizar esta forma de gestión, que comenzó en 2010 en forma piloto en una empresa de taxis de La Habana, busca solucionar un conjunto de dificultades en estos servicios", señaló el diario oficial Granma.

"El sistema tradicional (estatal) no ha sido capaz de resolver los problemas y que con el paso de los años se han traducido en una pérdida de calidad de este tipo de servicio", admitió el rotativo.

Entre esos problemas resaltan irregularidades en el servicio, apropiación de la recaudación, plantillas sobredimensionadas y un parque de vehículos envejecido, añadió el periódico del gobernante Partido Comunista (único).

El programa contempla que los empleados de las empresas involucradas se organicen en cooperativas, modalidad que el presidente Raúl Castro ha privilegiado dentro de sus reformas económicas, que han impulsado el trabajo privado o por "cuenta propia" en la isla.

Granma dijo que, teniendo en cuenta los resultados positivo alcanzados por esa primera agencia creada 2010 y por otras dos cooperativas formadas en 2011 en La Habana y en el balneario de Varadero (140 km al este de la capital), la experiencia se extenderá gradualmente este año a todas las empresas estatales de taxi de la isla que cobran en divisas.

En Cuba también existen empresas estatales de taxi que cobran en pesos cubanos (que seguirán en manos del Estado) y taxis privados, generalmente viejos autos estadounidenses de los años 40 y 50, que los cubanos llaman "almendrones" y que son un atractivo para los turistas.

Etiquetado como: