7 junio, 2012

Santiago, Chile (AFP). El gobierno de Chile decretó “preemergencia ambiental”, debido a los altos índices de polución registrados en la capital.

A raíz de esta medida, unos 310.000 vehículos no podrán circular por Santiago y se paralizará la actividad de 763 industrias.

El decreto fue adoptado debido al “empeoramiento de las condiciones de ventilación en la capital”, indicó un comunicado oficial.

La disposición implica además la prohibición de encender todo tipo de calefactores a leña o biomasa. Las autoridades recomiendan a la población abstenerse de realizar actividades deportivas al aire libre, por lo que también se suspenderán las clases de educación física en escuelas y colegios.

La contaminación afecta principalmente a los barrios ubicados en la parte más baja de Santiago, ciudad que tiene alrededor de siete millones de habitantes y es una de las capitales más contaminadas de América Latina.

Etiquetado como: