Primera piloto en darle la vuelta al mundo

 4 octubre, 2014

Florida. AP Cincuenta años después de haber escrito su nombre en la historia de la aviación, Geraldine Jerrie Mock rió cuando se le preguntó si llegó a sentir miedo mientras le daba la vuelta al mundo.

“¿Miedo? No usemos la palabra miedo”, dijo la mujer.

Sin embargo, enfrentó muchos momentos angustiosos, desde un aterrizaje por error en una base militar egipcia hasta detectar un cable incendiándose durante su vuelo en un avión cargado con combustible extra en 1964.

Mock, la ama de casa de Ohio que se convirtió en la primera mujer piloto en recorrer el mundo sin compañía, falleció el martes mientras dormía en su hogar en Quincy, Florida, informó su nieto Chris Flocken el miércoles. Tenía 88 años y por meses sufrió un declive paulatino en su estado de salud.

Mock fue inspirada siendo niña por Amelia Earhart. Pero si bien consideraba a Earhart su heroína, Mock dijo que no se preocupó sobre el destino de la pionera de la aviación mientras realizaba su propia travesía 27 años después de que Earhart y el piloto aviador Fred Noonan desaparecieron en el sur del océano Pacífico mientras Earhart trataba de convertirse en la primera piloto mujer en darle la vuelta al mundo.

Mock minimizó su viaje al considerarlo una divertida aventura. Viajó en su avioneta monomotor Cessna 180 Spirit of Columbus recorriendo 37.013 kilómetros (23.000 millas) en poco más de 29 días antes de aterrizar la capital de Ohio el 17 de abril de 1964. Durante su trayecto, realizó paradas en sitios como las islas Azores, Casablanca, El Cairo y Calcuta.

“Los aviones fueron hechos para volar. Sentía plena confianza en mi avión”, dijo durante una entrevista en abril anterior.