Durante el encuentro, si Julian Assange acepta, se le extraerá una muestra de ADN

 7 noviembre, 2016
Julian Assange se dirige a los medios desde el balcón de la embajada de Ecuador en Londres el pasado mes de febrero
Julian Assange se dirige a los medios desde el balcón de la embajada de Ecuador en Londres el pasado mes de febrero

Estocolmo

El fundador de WikiLeaks Julian Assange será interrogado el 14 noviembre por un fiscal ecuatoriano en la Embajada de Ecuador en Londres, donde está refugiado desde el 2012, a pedido de la Justicia sueca que lo investiga por una denuncia de violación presentada en 2010.

"Ecuador ha aceptado la solicitud sueca de asistencia legal en asuntos delictivos y la vista estará dirigida por un fiscal ecuatoriano", anunció este lunes la Fiscalía de Estocolmo.

Es la primera vez que Assange, de nacionalidad australiana, denunciado por violación desde el 2010, podrá dar su versión de los hechos ante la Justicia.

Será interrogado en presencia de la fiscala sueca Ingrid Isgren, jefa adjunta de la instrucción sumarial contra Assange, y un inspector de la Policía del país europeo.

La Justicia de Suecia acusa a Assange de haberse negado a declarar en forma sistemática, mientras que su abogado sueco, Per Samuelsson, afirma que su cliente "siempre quiso dar su versión de los hechos directamente a los investigadores".

"Solicitamos esta audiencia desde el 2010", aseguró Samuelsson.

Julian Assange quiere defender "su honor" y "espera que la investigación preliminar sea abandonada" después del interrogatorio, agregó.

La audiencia. Durante el interrogatorio, si Assange acepta, se le extraerá una muestra de ADN, precisó la Fiscalía sueca.

La transcripción de este interrogatorio será entregada posteriormente a los magistrados suecos, quienes decidirán en consecuencia los pasos siguientes.

La fiscala sueca Marianne Ny, encargada del caso, se congratuló de que la "investigación preliminar pueda continuar" gracias al interrogatorio del "sospechoso".

Suecia y Ecuador negociaban desde hacía meses las condiciones del interrogatorio.

Ecuador consiguió que Suecia aceptara que fuese un fiscal ecuatoriano el encargado de hacer las preguntas sugeridas por los investigadores suecos.

Un primer interrogatorio previsto a mediados de octubre con el fiscal ecuatoriano Wilson Toainga había sido aplazado a pedido de Assange , que alegó garantías insuficientes para su defensa, según Ecuador.

Assange, de 45 años, permanece desde junio del 2012 en la Embajada ecuatoriana en la capital británica, cuando pidió asilo a Quito para evitar ser extraditado a Suecia.

En el 2010, tras la denuncia por violación presentada por una mujer, la Justicia sueca había permitido que Assange saliera del país hacia Londres.

Sin embargo, la Fiscalía emitió después una orden de detención y entrega europea para interrogarlo en Suecia.

Luego de que la Justicia británica decidió extraditarlo a Suecia, Assange pidió en junio del 2012 asilo diplomático a Ecuador y desde esa fecha reside en su Embajada en Londres debido a que el gobierno del Reino Unido le niega un salvoconducto para viajar al país latinoamericano.

En setiembre, la Justicia de Suecia confirmó el mandato de detención y en octubre rechazó un pedido de suspensión provisional para que Assange pudiera asistir a un entierro.

Assange, quien desde el principio del caso clama su inocencia, se niega a regresar a Suecia por miedo a ser extraditado a Estados Unidos, donde se le reprocha la publicación por parte de WikiLeaks, en el 2010, de 500.000 documentos clasificados sobre Irak y Afganistán, así como 250.000 comunicaciones diplomáticas.

Nota del editor: información actualizada a las 2:30 p. m.