Rapto fue perpetrado el 26 de mayo pasado en esta capital, a plena luz del día, cuando los jóvenes se encontraban en una bar muy frecuentado por turistas

 23 septiembre, 2013

México

Las familias de los 12 jóvenes secuestrados hace tres meses en el D.F. de México realizaron ceremonias religiosas en recuerdo de las víctimas del crimen organizado
Las familias de los 12 jóvenes secuestrados hace tres meses en el D.F. de México realizaron ceremonias religiosas en recuerdo de las víctimas del crimen organizado

Dos policías mexicanos fueron detenidos por su presunta participación en el secuestro de doce jóvenes en un bar de la capital, los cuales posteriormente aparecieron muertos, informó este lunes la Fiscalía de México DF.

Los arrestados fueron identificados como Jorge Clemente Martínez Pérez y José Zequera Zavala, agentes de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina, precisó en un comunicado la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal.

La detención preventiva de ambos agentes, de acuerdo con la fiscalía, fue realizada tras determinar un juez " la probable responsabilidad en la comisión dolosa del delito de secuestro agravado " , a partir de investigaciones " y de una llamada anónima".

El múltiple secuestro fue perpetrado el 26 de mayo pasado en esta capital, a plena luz del día, cuando los jóvenes se encontraban en una bar de copas de la llamada " zona rosa " , muy frecuentada por turistas.

La Fiscalía dispone ahora de 30 días para corroborar la culpabilidad de los detenidos e iniciar su proceso judicial.

El pasado viernes ya se había anunciado el arresto de otro policía también por su presunta participación en el mismo secuestro múltiple.

El 22 de agosto pasado, las autoridades encontraron los restos de 13 personas en una fosa clandestina en el municipio de Tlalmanalco, del central Estado de México, colindante con la capital mexicana.

Exámenes periciales concluyeron que doce de las trece víctimas encontradas allí eran los jóvenes secuestrados el 26 de mayo en esta capital.

Las autoridades de Ciudad de México atribuyen el secuestro y asesinato de los jóvenes a una venganza de un grupo delictivo por el homicidio de uno de sus integrantes perpetrado antes por miembros de una banda rival.