Mensaje de exmandatario cubado fue dirigida a la Federación Estudiantil Universitaria y leída este lunes por televisión

 26 enero, 2015

La Habana.

El líder cubano Fidel Castro declaró este lunes que no confía en Estados Unidos y que él no ha dialogado con Washington, al romper un silencio de más de un mes sobre el histórico acercamiento anunciado por su hermano y sucesor Raúl Castro y el presidente Barack Obama.

Estados Unidos mantiene una política de aislamiento hacia Cuba desde 1962, tres años después de que Fidel Castro llegara al poder.
Estados Unidos mantiene una política de aislamiento hacia Cuba desde 1962, tres años después de que Fidel Castro llegara al poder.

"No confío en la política de Estados Unidos ni he intercambiado una palabra con ellos, sin que esto signifique, ni mucho menos, un rechazo a una solución pacífica de los conflictos", dijo Castro, de 88 años y retirado del poder en 2006, en una carta dirigida a la Federación Estudiantil Universitaria, leída este lunes en la noche en la televisión cubana.

"Defender la paz es un deber de todos. Cualquier solución pacífica y negociada a los problemas entre Estados Unidos y los pueblos o cualquier pueblo de América Latina, que no implique la fuerza o el empleo de la fuerza, deberá ser tratada de acuerdo a los principios y normas internacionales", agregó el líder revolucionario.

Sin embargo, el padre de la revolución cubana no criticó el acuerdo anunciado por Raúl Castro y Barack Obama el 17 de diciembre de que ambos países normalizarán sus relaciones, un hecho que fue saludado por el mundo entero.

"El Presidente de Cuba ha dado los pasos pertinentes de acuerdo a sus prerrogativas y las facultades que le conceden la Asamblea Nacional y el Partido Comunista de Cuba ", escribió Fidel Castro.

"Defenderemos siempre la cooperación y la amistad con todos los pueblos del mundo y entre ellos los de nuestros adversarios políticos. Es lo que estamos reclamando para todos", añadió Fidel Castro, quien había sido el gran ausente en el histórico proceso de acercamiento entre ambos países tras una enemistad de medio siglo.

El silencio de Fidel Castro incluso había estimulado rumores sobre su salud e incluso su muerte en la primera quincena de este mes, hasta que el exfutbolista argentino Diego Maradona, quien es amigo suyo y estaba de visita en La Habana, anunció hace dos semanas que había recibido una carta del líder cubano.