7 junio, 2013

París. AFP. Un joven militante izquierdista falleció ayer tras haber sido golpeado la víspera en París por un grupo de ultraderechistas “cabezas rapadas”, hecho que provocó la indignación del mundo político francés y que, según el ministro del Interior, “lleva la marca de la extrema derecha”.

Clément Méric, estudiante de 18 años de edad, murió la tarde después de haber estado en coma desde que fue agredido.

Cuatro personas, tres hombres y una mujer, se encuentran en detención preventiva por este hecho. El presunto autor del golpe mortal, uno de los detenidos, dijo en sus primeras declaraciones que no tenía la intención de matar al joven .

El presidente francés, François Hollande, condenó “con la mayor firmeza la agresión” de que fue víctima Clément Méric, estudiante del Instituto de Ciencias Políticas de París y militante de la extrema izquierda.

Desde el partido de derecha UMP –cuyo dirigente, Jean-François Copé, habló de una “agresión bárbara”–, hasta el Partido Comunista y el Frente de Izquierda, que lo tildó de “homicidio político”, todo el espectro político francés manifestaba su indignación por lo que el Senado calificó unánimemente de “asesinato abominable”.

La víctima recibió el miércoles un violento golpe durante un altercado con un grupo de militantes de la extrema derecha.

Según la Policía, algunos de los presuntos agresores son cercanos al núcleo duro de las Juventudes Nacionalistas Revolucionarias.

En los últimos meses, organizaciones extremistas estuvieron implicados en actos de violencia que se multiplicaron con motivo de las manifestaciones contra la ley de matrimonio homosexual recientemente adoptada en Francia.

Etiquetado como: