Sujeto critica a las autoridades de no haber tomado medidas para detener ruidos que escucha en su celda

 18 diciembre, 2013

Fort Meade, Estados Unidos

En la imagen se muestra Ramzi Binalshibh, uno de los hombres sospechosos de planear los ataques del 11 de septiembre 2001.
En la imagen se muestra Ramzi Binalshibh, uno de los hombres sospechosos de planear los ataques del 11 de septiembre 2001.

Un detenido en la base naval estadounidense de Guantánamo, acusado de planificar los ataques del 11 de setiembre de 2001, fue expulsado este miércoles de una audiencia por tercera vez en 24 horas, tras quejarse de torturas.

El yemení Ramzi Ben al-Shaiba fue sacado de la audiencia preliminar en la base naval ubicada en la isla de Cuba segundos después de haber dado un improvisado discurso en el que acusó a las autoridades de no haber tomado medidas para detener ruidos que escucha en su celda durante la noche.

"Tengo que irme. Les pedí que detuvieran esas vibraciones. No quiero quedarme acá mientras exista tortura", dijo el acusado, quien ya había sido expulsado dos veces por hablar sin permiso al juez militar James Pohl.

"Si no tiene el poder para detener esto, debería renunciar", le dijo.

La defensa del yemení había sugerido el martes que los guardias de la prisión serían los responsables de los ruidos que no lo dejan dormir, una situación que el juez ha señalado que no ha sido probada.

La audiencia para Ben al-Shaiba y otros cuatro hombres acusados de planificar los ataques del 11 de setiembre del 2001 en Nueva York y Wahington, está siendo transmitida por circuito cerrado a periodistas en la base militar de Fort Meade, Maryland (este).