24 septiembre, 2015
El senador es uno de los mayores críticos del proceso de paz
El senador es uno de los mayores críticos del proceso de paz

Bogotá

El expresidente y senador colombiano Álvaro Uribe aseguró que el acuerdo sobre justicia firmado entre el Gobierno de su sucesor, Juan Manuel Santos, y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) promueve la impunidad.

En una serie de mensajes en su cuenta de Twitter con la etiqueta "Acuerdo de impunidad", Uribe afirmó que los guerrilleros rasos "no vayan a la cárcel es aceptable, pero concederle esta indulgencia al cabecilla promueve nuevas violencias".

En uno de sus mensajes más duros, Uribe aseguró que mantendrá el compromiso "de interpretar a millones de colombianos que nunca aceptarán el golpe de estado que se trama contra la democracia".

"Para el golpe de Estado que se trama contra la democracia se aprovecha con oportunismo la época electoral", aseguró Uribe en referencia a las elecciones locales que se celebrarán el 25 de octubre.

El acuerdo sellado ayer por el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) prevé que las partes firmarán la paz en un plazo máximo de seis meses, es decir, a más tardar el próximo 23 de marzo.

Asimismo, firmaron un convenio sobre justicia que contempla, entre otras cosas, una amnistía para delitos políticos, la creación de un tribunal especial para la paz, y establece que la guerrilla deberá entregar las armas en un plazo de 60 días tras la firma del acuerdo definitivo.

En opinión de Uribe, ese es un "acuerdo de impunidad" que supone que no haya cárcel para los cabecillas lo que "priva a las víctimas de la mayor reparación: el derecho a la no repetición de la violencia".

Asimismo, criticó que en el acuerdo "para los cabecillas confesos se mencionan trabajos sociales,restricciones de libertades, pero no cárcel".

"El Gobierno ha aceptado que delincuentes responsables de atrocidades no vayan a cárcel a condición de confesar sus responsabilidades", agregó.

Uribe también "rechazó" la presencia de miembros de "la dictadura de Venezuela" en las negociaciones de paz, ya que ese país es acompañante del proceso.

"Rechazamos la indignante presencia de jerarcas de la tiranía de Venezuela que posan de acompañantes del proceso", afirmó.

En sus mensajes, el expresidente también crítico la posibilidad de que se incluya el narcotráfico como conexo al delito político, lo que en su opinión supone "un premio a delitos atroces".

En este sentido destacó que el "narcotráfico, como financiador del terrorismo, no ha sido delito político" sino una "atrocidad continuada, nunca indultable".

Etiquetado como: