16 noviembre, 2012

Luisiana, EE.UU. (AP). Una plataforma petrolera estalló frente a las costas de Luisiana, lo que obligó a trasladar a cuatro personas a distintos hospitales, informó la Guardia Costera. Dos personas estarían desaparecidas.

El suboficial tercero Jonathan Lally, vocero de la Guardia Costera, no tenía de inmediato información sobre el estado de las personas hospitalizadas.

La plataforma de producción, propiedad de Black Elk Energy, se localiza a unos 40 kilómetros al sureste de Grand Isle, Luisiana.

Lally informó que dos helicópteros, un avión y varias embarcaciones pequeñas fueron enviadas a la zona. Añadió que desconocía si el fuego provocado por la explosión se había controlado ya.

Esta plataforma se dedica a la producción, a diferencia de la Deepwater Horizon, que perforaba un pozo de exploración en aguas profundas, al oriente del lugar donde se reportó el percance hoy.