Dominique Strauss-Kahn aceptó asesorar al gobierno serbio para ayudarle a salir de la crisis económica en la que se encuentra el país

 25 septiembre, 2013

El exdirectordel Fondo Monetario Internacional (FMI), el francés Dominique Strauss-Kahn, se convertirá en banquero de negocios al asumir la dirección de la empresa financiera luxemburguesa Anatevka, cotizada en la Bolsa de París.

Esta entidad, creada en 1994 por el financiero Thierry Leyne, va a ser rebautizada Strauss-Kahn & Partners o LSK, según un comunicado.

La sociedad, que es un calco del modelo de los bancos de inversión anglosajones, opera en la gestión de activos, capital de riesgo, seguros e intermediación financiera.

En marzo entró en la Bolsa de París y está valorada en 50,24 millones de euros.

Strauss-Kahn dimitió de su puesto en el FMI en 2011 tras ser acusado de violación por una camarera de un hotel de Nueva York. Las diligencias judiciales concluyeron a finales de 2012 con la firma de un acuerdo financiero secreto.

En Francia, Strauss-Kahn tiene un juicio pendiente por "proxenetismo agravado" en el caso de una supuesta trama de prostitución en un hotel del norte de Francia.

El nombramiento del exministro francés de Economía será ratificado por la asamblea general del 18 de octubre y se convertirá en el presidente del consejo de administración de LSK, según un comunicado.

"Vamos a desarrollar un polo de banco de negocios gracias a su visión global y su experiencia única, al tiempo que privilegiamos nuestra cultura empresarial internacional", dijo Leyne, citado en el comunicado.

Este polo agrupará la asesoría a Estados, empresas y empresarios para su desarrollo estratégico internacional, su financiación, la reestructuración de su deuda y las adquisiciones y cesiones de empresas, precisa el grupo, que cuenta con un centenar de colaboradores en seis países (Luxemburgo, Bélgica, Mónaco, Israel, Suiza y Rumanía).

Recientemente, Strauss-Kahn aceptó asesorar al gobierno serbio para ayudarle a salir de la crisis económica en la que se encuentra el país y en julio fue nombrado miembro del comité de vigilancia de dos instituciones financieras con mayoría de capital ruso.