El político fue condenado por fraude fiscal en la adquisición de derechos televisivos para su imperio audiovisual, el grupo Mediaset

 11 octubre, 2013

Roma

Silvio Berlusconi arriba a la Cámara de Diputados, en Roma, donde se reunió con los legisladores de su partido político.
Silvio Berlusconi arriba a la Cámara de Diputados, en Roma, donde se reunió con los legisladores de su partido político.

El exprimer ministro de Italia Silvio Berlusconi pidió oficialmente este viernes cumplir su pena realizando trabajos de interés social, anunciaron sus abogados.

Berlusconi condenado en agosto de forma definitiva por fraude fiscal a cuatro años de cárcel, reducidos a uno gracias a una amnistía, Il Cavaliere no entró a la cárcel por razones de edad, ya que tiene 77 años. Berlusconi debía elegir entre la detención domiciliaria o cumplir labores de interés general.

La decisión deberá comunicarla al Tribunal de Milán (norte), que podría tener que informar a sus homólogos de Roma, ya que el magnate trasladó su residencia oficial a la capital, pese a que ha residido casi toda su vida en la ciudad norteña.

Tras ser condenado Berlusconi había descartado optar por realizar labores sociales "como si fuera un criminal que debe ser educado", declaró.

Sin embargo, esa solución le permite mayor libertad de movimiento con respecto a la detención domiciliaria.

La lista de labores sociales que un condenado puede realizar en Italia varían: acomodar las estanterías de un supermercado, prestar asistencia a los ancianos e incluso borrar inscripciones o pinturas anónimas realizadas en las paredes de edificios públicos.

"Generalmente, la persona pide realizar obras sociales con asociaciones para evitar que la envíen a limpiar los baños de la estación central de trenes", comentó una fuente cercana a Berlusconi .

El Tribunal verifica la credibilidad de la asociación antes de aceptar adjudicarle la tarea social.

Il Cavaliere comenzará a cumplir su condena dentro de varios meses, probablemente en el 2014.