5 julio, 2012

Buenos Aires (AFP). El exdictador argentino Jorge Videla (1976-1981) fue condenado hoy jueves a 50 años de cárcel, y el exdictador Reynaldo Bignone (1982-1983) a 15 años de prisión.

Ambos fueron encontrados culpables de un plan sistemático de robo de bebés, hijos de detenidos-desaparecidos, anunció el tribunal.

"Condenar al exgeneral Jorge Videla (86 años) a 50 años de reclusión (...) y al ex general Reynaldo Bignone (84) a 15 años", leyó la presidenta del tribunal, María Roqueta, ante una sala colmada y en presencia de Estela de Carlotto, líder de la organización humanitaria Abuelas de Plaza de Mayo.

Centenares de familiares de las víctimas, nietos recuperados por Abuelas y activistas humanitarios festejaron el veredicto con gritos y cánticos, en medio de escenas de llanto y desahogo frente a una pantalla gigante instalada en la puerta de los Tribunales.

Por la aplicación del sistema de sustracción y cambio de identidad de menores hubo otras sentencias a diferentes penas de cárcel, entre 40 y 15 años, a otros exjerarcas y agentes dictatoriales (1976-1983), entre ellos un médico militar que operaba de partero en las maternidades clandestinas del régimen.

Videla acaba de confesar en un libro que "unas 7 u 8 mil personas debían morir" en la represión a opositores y está cumpliendo dos penas de prisión perpetua en celda común por crímenes de lesa humanidad, por lo que el Tribunal decidió unificar las penas para mantener la prisión de por vida.

Sobre Bignone (84 años) también pesa una condena a perpetua y otra pena de 25 años de cárcel en otros dos juicios, por graves violaciones a los derechos humanos.

Etiquetado como: