24 agosto, 2012
 Estudiantes chilenos bloquean una calle en la ciudad de Santiago. | AP
Estudiantes chilenos bloquean una calle en la ciudad de Santiago. | AP

Santiago de Chile. AP. Miles de estudiantes desoyeron las críticas del presidente Sebastián Piñera y salieron a la calle ayer a exigir que la administración de las escuelas públicas vuelva a manos del Estado, y centenares fueron reprimidos por efectivos policiales, 18 de los cuales resultaron heridos.

A diferencia de protestas anteriores, los adolescentes desplegaron una táctica inédita al no realizar una sola gran marcha, sino que las dividieron en 14 caminatas en igual número de comunas del gran Santiago, que incluye sectores elegantes, medios y pobres.

La multiplicidad de marchas obligó a los efectivos antimotines a dividir sus fuerzas para mantener la tranquilidad o para dispersarlos si había desórdenes.

Eloísa González, dirigente estudiantil, manifestó que el propósito es satisfacer la demanda histórica de “desmunicipalización”, que deriva en distintos tipos de enseñanza, según los ingresos de la alcaldía respectiva.

La mayoría de los jóvenes asiste a escuelas públicas de municipalidades pobres.