Joven de 23 años agredida por seis hombres fue lanzada de autobús en marcha

 24 diciembre, 2012
 Agentes policiales disolvieron violentamente las manifestaciones de ayer en la plaza de la Puerta de la India. | AP.
Agentes policiales disolvieron violentamente las manifestaciones de ayer en la plaza de la Puerta de la India. | AP.

Nueva Delhi. EFE. La Policía cargó ayer por segundo día consecutivo contra miles de manifestantes que pedían en la capital india mayor seguridad para las mujeres y la pena de muerte para los seis violadores de una joven que permanece hospitalizada en estado grave.

Las fuerzas de orden emplearon bastones y cañones de agua para dispersar a los manifestantes, congregados en la céntrica plaza de la Puente de la India y frente al vecino palacio presidencial de Rashtrapati Bhavan, protegido por un fuerte cordón policial.

Ambos lugares fueron el sábado escenario de una primera manifestación masiva cuando la Policía desplegó agentes antidisturbios durante una jornada en que al menos diez personas sufrieron heridas de diversa consideración, informó el canal de la televisión local NDTV.

A última hora de ayer se desconocía el número de heridos en la concentración, algo menos multitudinaria pero en la que, como en la del sábado, algunos manifestantes lanzaron piedras contra los agentes policiales y trataron de levantar barricadas. En el proceso, también hubo actos de vandalismo contra propiedad privada en las calles.

De acuerdo con medios locales, en la manifestación de ayer participaron jóvenes simpatizantes del hinduista partido Bharathiya Janata Party, de derecha radical y la primera fuerza de la oposición.

Enojo por violación. Los incidentes de este fin de semana son el último episodio de la movilización popular que se registra en capital india desde la violación el domingo 16 de diciembre de una joven por parte de seis hombres en el interior de un autobús, cuando ella volvía a su casa tras acudir al cine con un amigo.

Conforme la versión de las autoridades, después de la agresión sexual , la joven de 23 años fue arrojada al asfalto desde el vehículo en marcha. Permanece hospitalizada con graves daños internos, principalmente en la vagina y el hígado.

Según fuentes del Hospital Safdarjung, donde se encuentra ingresada, la joven registró el sábado una mejoría pero su estado volvió a agravarse ayer.

La Policía ha detenido a los seis supuestos autores de la violación, entre los cuales figura el conductor del autobús.

Las manifestaciones continuaron pese a que el ministro del Interior, Sushilkumar Shinde, prometió estudiar la principal demanda para que apliquen la pena de muerte a los seis sospechosos.

La Oficina Nacional de Registro de Crímenes reveló en el 2011 que cada 20 minutos una mujer es violada en la India. En solo uno de cada cuatro casos, no obstante, el violador es condenado debido a la negligencia y la corrupción en el cuerpo policial, lo que para analistas locales explica la ola de indignación popular que ha desatado el caso.

Etiquetado como: