Ninguno de los dos hombres había sido acusado formalmente por algún crimen

 16 diciembre, 2013

Washington

 Camp VI es una sección de la prisión de Guantánamo, que se levanta en la base naval homónima de Estados Unidos en Cuba. | AFP
Camp VI es una sección de la prisión de Guantánamo, que se levanta en la base naval homónima de Estados Unidos en Cuba. | AFP

El departamento de Defensa anunció, este lunes, la transferencia a Arabia Saudita de dos detenidos en Guantánamo, quedando un total de 160 internos en la prisión de la base estadounidense en territorio cubano.

Tras una "revisión exhaustiva" de sus casos, Saad Muhamad Husayn Qahtani y Hamud Abdula Hamud fueron "designados para ser transferidos tras el consenso de seis departamentos y agencias que componen la fuerza de tareas", indicó el Pentágono.

"Estados Unidos ha hecho avances efectivos en el traslado responsable de detenidos en Guantánamo, a pesar de las onerosas restricciones legislastivas que obstaculizan nuestros esfuerzos", señala un comunicado de Paul Lewis, encargado especial del departamento de Defensa para el cierre de Guantánamo.

Dijo que él y su homólogo del departamento de Estado están "comprometidos" en el traslado del "máximo posible de detenidos, ya que trabajamos para reducir la población reclusa y finalmente para cerrar esas instalaciones".

A pesar de que las restricciones al traslado de presos de Guantánamo están siendo debatidas en el Congreso, el presidente Barack Obama intenta acelerar la repatriación, orientada a clausurar la prisión, doce años después de ser inaugurada en la base navel estadounidense del sudeste de la isla de Cuba.

Husayn es un súbdito saudí nacido, probablemente, en 1978 y llegó a la Base Naval estadounidense en la Bahía de Guantánamo (Cuba) el 15 de febrero de 2002, poco después de que EE.UU. empezó a recluir allí individuos capturados como sospechosos de terrorismo en diferentes partes del mundo.

Abdulla, nacido en Yemen en 1965, según el Pentágono, es miembro de al-Qaeda, en concreto integrante de la Brigada Árabe 55 de Osama ben Laden que combatió cerca de la base aérea estadounidense de Bagram, en Afganistán.

Ninguno de los dos hombres había sido acusado formalmente por crimen alguno.

Antes de estos últimos traslados, había en Guantánamo 82 presos, incluidos 56 yemeníes, a la espera de ser liberados.