Conclusiones dispares apuntan a empleo de gas sarín en poca cantidad

 26 abril, 2013

WASHINGTON. AFP. Estados Unidos reconoció por primera vez ayer que el régimen sirio probablemente utilizó armas químicas, pero al tiempo destacó que sus informaciones no eran suficientes para tener la certeza de que Damasco cruzó la “línea roja” trazada por el presidente Barack Obama.

“La comunidad estadounidense del espionaje concluyó, con diferentes grados de certeza, que el régimen sirio ha utilizado armas químicas a pequeña escala en Siria, en particular (gas) sarín ”, explicó la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional (NSC), Caitlin Hayden, poco después de que el secretario de Defensa, Chuck Hagel, reveló esta información durante una visita a Abu Dabi, capital de Emiratos Árabes Unidos.

En la jerga de los servicios de inteligencia estadounidenses, “diferentes grados de certeza” significa que las agencias no están todas de acuerdo, explicó un alto responsable del Pentágono.

La Casa Blanca confirmó que había mandado una carta a varios miembros del Congreso con esta información, pero que todavía no había pruebas formales.

Análisis de evidencias. La evaluación está “fundada en parte sobre muestras” retiradas de personas, reveló Hayden, pero “la cadena de transmisión (de las muestras) no está clara. Por eso no podemos confirmar cómo la exposición (al sarín) tuvo lugar”. El gas sarín es un poderoso neurotóxico descubierto en vísperas de la Segunda Guerra Mundial.

“Considerando la importancia del tema y lo que sabemos por experiencia, las evaluaciones de inteligencia no son suficientes por sí mismas. Solo los hechos dignos de fe e indicios que nos aporten un cierto grado de confianza guiarán nuestro proceso de toma de decisiones, y reforzarán nuestra influencia al frente de la comunidad internacional”, agregó Hayden.

Pese a tal prevención, el senador republicano John McCain dijo a periodistas que “es evidente que se ha superado una línea roja”.

Por su lado, el Gobierno de Gran Bretaña anunció tener informaciones “convincentes” sobre el uso de armas químicas en Siria, lo cual produjo una viva reacción de los republicanos en el Congreso y algunos demócratas mostraron también su preocupación.

El demócrata Richard Durbin estimó que la situación exige una respuesta de Obama. “Eso depende del comandante en jefe, pero es necesario hacer algo”.

“Me preocupa que con estas afirmaciones públicas (del uso de armas químicas), al-Asad calcule que no tiene nada más que perder y que el conflicto se intensifique”, declaró la presidenta demócrata de la Comisión de Inteligencia del Senado, Dianne Feinstein, para quien “se cruzaron las líneas rojas”.

El presidente Obama ha advertido reiteradamente al régimen de al-Asad sobre el uso de su arsenal químico y ha dicho que se trataría de “un grave y trágico error”, y que ello implicaría un “cambio de las reglas de juego”.

Etiquetado como: