La decisión se debe a los cuestionamientos de Benjamín Netanyahu a la creación de un Estado palestino

 19 marzo, 2015

Washington

El primer ministro de Israel y líder del partido derechista Likud, Benjamín Netanyahu, continuará al frente del ejecutivo tras las elecciones legislativas celebradas este martes.
El primer ministro de Israel y líder del partido derechista Likud, Benjamín Netanyahu, continuará al frente del ejecutivo tras las elecciones legislativas celebradas este martes.

La Casa Blanca dijo el jueves que tiene la intención de "revaluar" su apoyo diplomático clave a Israel en la Organización de las Naciones Unidas luego de que su primer ministro, Benjamín Netanyahu, cuestionara la solución de dos Estados para el conflicto israelo palestino.

"Las decisiones tomadas por Estados Unidos en las Naciones Unidas estaban basadas en esta idea de una solución de dos Estados", dijo el portavoz de Baracak Obama, Josh Earnest.

"Ahora que nuestro aliado (Israel) ha dicho que ya no está comprometido con esa vía (...) eso significa que necesitamos revaluar nuestra posición", agregó, precisando que aún no se había tomado ninguna decisión al respecto.

Un eventual cambio de posición de Washington en el Consejo de Seguridad de la ONU, donde Israel puede contar históricamente con un indefectible apoyo estadounidense, podría permitir la adopción de una resolución sobre una solución de dos Estados a lo largo de las fronteras de antes de 1967.

El compromiso hacia una solución de dos Estados "es la base de la política estadounidense con respecto a esta región", consideró Earnest, juzgando que, en la medida en que ese pilar se "erosionó", las decisiones políticas de Estados Unidos en los diferentes foros multilaterales, como las Naciones Unidas, deberían ser reconsideradas.

La Casa Blanca indicó por otra parte, que Barack Obama no tuvo aún intercambios con Netanyahu desde su amplia victoria en las elecciones legislativas del martes y que podría llamarlo este jueves.

Etiquetado como: